lunes, 7 de mayo de 2012

El Mercadito de la Trinidad

-->
Domingo tras domingo comenzaron a llegar, así como por arte de magia, pequeños mercados a mi casa. El contenido de dichos mercados no era proveniente de cualquier día o lugar de compra. Me despertaba en estos días de descanso, bastante tarde puedo admitir, y así como niña que descubre regalos bajo el arbolito, encontraba en la cocina nueces, quesos, frutas, verduras, pollo o pescado cada uno con su día estelar. Resulta entonces que en busca de la fuente de estos productos decidí despertarme un día (mucho) más temprano que de costumbre y aventurarme con mis padres directo al origen de los mismos – o bastante cerca al menos. Menciono a mis padres pues son ellos los madrugadores que descubrieron este lugar.

Dicho lugar resultó ser como en la publicidad de los grandes supermercados, donde dicen que traerán para ti los productos directo del campo, la granja, el mar… pero de verdad. Realmente se puede apreciar la frescura de los alimentos. Frutas y vegetales todavía con sus hojas y raíces, que para mi presentan un encanto particular. En cada uno de los puestos de frutas y verduras había gente más trabajadora y amistosa que en el otro. Variedad de quesos venezolanos, muy ricos y frescos. Basta con que el amable señor que los vende te ofrezca un pedazo de queso telita para que te lleves la torta completa.

Empiezas a creer que las cosas no pueden mejorar, pero luego ves la variedad de nueces y frutos secos que venden un par de señoras muy sonrientes. Estas señoras de El Rincón Manicero Prismir, ofrecen almendras, merey, maiz tostado, confitería, frutos secos y otra gran cantidad de nueces. Una bolsita de alguno de sus productos siempre es una buena sorpresa en mi casa.

En estos días hice dos ceviches, uno de ellos de camarones, esto pues se veían tan frescos en el puesto de pescadería que mi madre no pudo sino traerlos a casa. Eran más baratos que los que se consiguen en el supermercado pero tuvimos que limpiarlos nosotros, aun así valió el esfuerzo. Además, aprendí a hacerlo :). No está de más mencionar que estaban súper ricos y frescos, ideales para el ceviche. Luego, cuando me aventuré en persona fui a comprar curvina y en cuanto mencioné que lo quería para hacer ceviche el chico que me atendía, Héctor Chirinos, le pidió al otro que me lo preparara y me fui a mi casa con el pescado listo :).

Por otra parte, mi madre se encargó del pollo. Yo todavía estoy muy en el lado de lo dulce para esto, pero lo que si les puedo decir es que esos señores trabajan muy bien y rápido. Además el pollo que no preparo yo, pero que si me lo como, también estaba muy bueno :P.

No basta con los buenos productos que obtienes, entre todas las personas que trabajan ahí logran que ir de compras un domingo por la mañana valga la pena. Ver tantas sonrisas tan temprano es casi tan bueno como lo que obtienes luego de la experiencia. No hablo sólo de los ingredientes para lo que se vaya a preparar en la semana, sino también de muchas ideas que vienen por la misma calidad y belleza de lo comprado.

Como no puede faltar, he aquí unas fotos de mi experiencia en el mercadito, :). Además con verlas puede que se animen a visitarlo, o a algún otro mercadito de este tipo cerca de ustedes.


Algunos vegetales coloridos.

La primera sonrisa del día :D.

 Un puestico con puras semillas.

Gente feliz :). Buenos productos.

Orgullosos de lo que ofrecen.
 Buenas papayas y peras por aquí.

El palmizulia también estaba buenísimo :P.

Hector Chirinos con unos buenos futuros filetes.

El Rincón Manicero Prismir y sus muy amables señoras.

domingo, 18 de marzo de 2012

Cupcakes de Cacao / Cocoa Cupcakes

-->
Recientemente me mostraron la iniciativa de la pastelería Sprinklesnada más y nada menos que un Cupcake ATM. Se trata de un cajero automático que las 24 horas del día puede suplir una gran variedad de cupcakes al cliente. Sprinkles es exclusivamente un cupcake bakery que tiene una de sus sedes en Beverly Hills. ¿Qué están esperando para abrir una franquicia aquí? (Yo espero por el capital monetario xD).

Mientras tanto lo mejor que puedo hacer por ustedes es mostrarles esta receta de cupcakes de chocolate :). Inspirada en una receta presentada en este blog pero con unas cuantas modificaciones. Un consejo que puedo darles en caso de visitar dicho blog, es que tengan cuidado con las cantidades, pues aunque dice que la receta original da para 12 cupcakes, al fabricar aprox. 1/4 de la receta fue que salieron 12....así que ya saben, estén pendientes xD.

Por otra parte, si bien en el blog de la receta original los llaman cupcakes de chocolate, yo los rebautizo como Cupcakes de Cacao pues ese es su único ingrediente chocolatoso :). Además estoy segura de que se pueden hacer cupcakes con chocolate como ingrediente base. Dudé de hecho en rebautizarlos como Brownie Cupcakes, pues su intenso sabor a chocolate hacen que se parezca más a este otro delicioso postre. Sin embargo, hay muchas recetas de brownies, por lo que me decidí por su ingrediente estrella, el cacao, para determinar el nombre de los mismos. He aquí la receta para que se animen a tener su propio ATM de cupcakes de chocolate en su cocina.

Ingredientes
(Da para aprox. 16 cupcakes con capecillos*)
55g de cacao en polvo
90ml de leche
200g de harina
200g de azúcar
150g de mantequilla
½ taza de yogur natural
2 huevos
½ cdta polvo para hornear
½ cdta bicarbonato de sodio
½ cdta de sal
1 cda de extracto de vainilla

Pre-Pasos

  1. Leer toda la receta, sin hacer nada mientras tanto.
  2. Sacar y medir todos los ingredientes a fin de verificar que no falte nada para tu receta. :). (Incluyendo el molde, la batidora y contar cuantos capecillos tienes, dejando algunos extras por si acaso).
  3. Dependiendo de si el molde a utilizar no es de teflón ni silicona, engrasarlo con un poco de mantequilla. (Puede hacerse de todas maneras... por si las moscas).


Pasos a seguir

  1. Calienta la leche y disuelve el cacao en polvo en ella.
  2. En un recipiente aparte, mezcla la harina, el polvo para hornear, el bicarbonato de sodio y la sal.
  3. Derrite la mantequila (en una sartén o en el microondas), agrégale el azúcar y mezcla hasta que esté suave. Si te cuesta un poco puedes transferir la mezcla a otro recipiente y ayudarte con la batidora en una potencia baja o media.
  4. Una vez que esté suave la mezcla agrega uno a uno los huevos mezclando todo hasta que esté uniforme. Precalienta el horno a 350° e incorpora el yogur natural con una espátula.
  5. Agrega ahora la mezcla de cacao que hiciste previamente y el extracto de vainilla. Incorpora por último la mezcla de la harina batiendo únicamente hasta que esté todo uniforme y no más.
  6. Coloca la mezcla en los moldes de los cupcakes y hornea durante 20 minutos, girando la bandeja a los 12 minutos. Recuerda NO abrir la puerta del horno antes de los primeros 10 minutos.

    *Ahora se que los papelitos de los cupcakes se llaman capecillos xD.

    Entonces falta únicamente lo que considero la mejor parte (digitalmente), las fotos. 

    La segunda bandeja, casi llena. Lo que hay en las esquinas es un par de mini-cupcakes.

    Miren qué bonito x). Quedaron bien inflados, creo que tiene que ver con la combinación de bicarbonato de sodio y polvo para hornear :).

    Ah por cierto, Cupcake ATM. :) Enjoy.




domingo, 19 de febrero de 2012

Recuento de los experimentos fallidos


Por estas fechas mi blog cumple un añito. Antes de celebrar, sin embargo, debo ser humilde y admitir los errores cometidos. La verdad es que no todo puede ser bueno, si lo fuera entonces nada realmente lo sería, todo sería “normal”. Considero bastante aburrido vivir en un mundo donde todo es normal y nada es bueno. Ahora, luego de este pensamiento confuso comparto hoy con ustedes un paseo por los experimentos fallidos de este último año, para así poder disfrutar aún más las buenas experiencias vividas y las que vendrán.

Nombre fallido: Rigatoni ni-ni
Nombre original: Rigatoni al horno rellenos de atún y ricotta.
Falla: Ni dulce ni salado; la crema para montar que pedía la receta debí asumir que no debía ser la ligeramente dulce. Pues eso fue lo que sucedió, la pasta al horno aunque era un plato principal quedó ligeramente dulce y ligeramente salada, pero en general un tanto decepcionante.

Antes de entrar al horno, decorada con tomates secos.



Acercamiento del resultado final.

Mis amables comensales igual se la comieron toda pero honestamente no la volvería a preparar. Esto muestra entonces que debo refinar mis habilidades no - dulces, para que no se escabullan ingredientes no bienvenidos en estas preparaciones.

Nombre fallido: Bombitas de agua a la basura.
Nombre original: Tulipanes de chocolate.
Falla: Muy difícil separar el chocolate de las bombitas de agua sin que se rompan. Debo intentarlo de nuevo pero no dependeré de ellos para algún evento hasta que me salgan bien.

Supuestamente debieron verse así:


Pero yo solamente obtuve pequeños trozos de chocolate, nada parecidos a un tulipán y me quedé con esto, con ganas de lanzarlo por ahí en una fecha distinta a Carnavales. Pensándolo bien, ahora estamos en Carnavales y tal vez debería intentar de nuevo esta receta, sin desperdiciarlas en caso de que vuelva a salir mal.


Nombre fallido: Engendro de cheesecakes
Nombre original: Mini oreo cheesecakes
Falla: Realmente la apariencia fue lo que más me decepcionó :(. El sabor estuvo regular pero demasiado “queso-cremoso” para mi gusto. He decidido que la única esperanza es usar la receta de mi hermana para cheesecakes, pero aún no me la ha revelado por completo :/.


Esos fueron mis intentos fallidos del año 2011. De los errores, se aprende a no cometerlos de nuevo o en el caso de algunos a no cocinarlos de nuevo.

Nos leemos pronto, ciao :).

sábado, 18 de febrero de 2012

Uvas asadas


Uvita loquita. No, tranquilos, nada que ver con eso. Este post incluye uvas de verdad. Más que eso, una forma sencilla de incluirlas como postre o merienda en el día a día. Su introducción es corta y sencilla, como su preparación.


Ingredientes
15 uvas preferiblemente rojas (por poner un número, realmente pueden ser las que quieras)
1 cdta aceite de oliva
1/2 cdta azúcar
1/4 cdta canela
1/4 cdta sal

Pasos a seguir
  1. Lava las uvas muy bien :).
  2. Coloca las uvas en un recipiente que pueda meterse en el horno y báñalas en el aceite.
  3. Agrega todos los demás ingredientes y revuelve las uvas para que todas tengan un poco de todo :P.
  4. Si tienes un hornito pequeño, utilízalo y colócalas a 350° F, durante unos 20 minutos o hasta que la piel de las uvas comience a rajarse. Si por el contrario solo tienes un horno grande, prepara una mayor cantidad para que valga la pena prender el horno. En este caso colócalas a unos 400° durante unos 15-20 minutos o hasta que la piel de las mismas comience a rajarse.
  5. Listo, disfruta una merienda más saludable de lo normalmente ofrecido en este blog :P. (Sí, debo admitirlo)



    Uvitas loquitas en el hornito.

domingo, 22 de enero de 2012

Es hora de romper los própositos de año nuevo


Ok tal vez no es hora de que rompan esa promesa que muchos hicieron al comenzar el año. Esa que suena similar a “Voy a bajar todos los kilitos que engordé en vacaciones” o incluso, para los más ambiciosos “Voy a hacer la dieta X”. Sin embargo sí ha llegado el momento de recordar por qué se están trazando esa meta. No haré que sea tan culposo leer este post, no se preocupen, únicamente les daré un paseo por aquellos platos que pasaron por la mesa de mis familiares y amigos, un paseo por esa mezcla internacional y tradicional. Espero que lo disfruten :).

Comenzaré por el postre estrella de mi familia que es siempre el beigli. Este año hice mi propia tanda :) y también ayudé a mi abuela y bisabuela en su labor. En total se hicieron 15 en casa de mi abuela, y 4 en la mía. Aquí el resultado de esto último: 

El par de la izquierda está listo, y el de la derecha a punto de ser metido en el horno :)

El beigli es un postre compuesto por una masa dulce y relleno de una pasta de nueces y pasas (en esta ocasión). Es "el" postre, una delicia y más importante sinónimo de Navidad en mi hogar.

Este fue el primero que hice yo :) (bueno, rellené pues). My precious!

Dos rebanadas de beigli listas para ser degustadas.

Por otra parte, las estrellas de la Navidad y de año nuevo en casa de la familia de mi novio, son por excelencia los cappelletti. Una pasta rellena con tres tipos de queso y nuez moscada, se come en un caldo (muy caliente :P) de carne y en definitiva no es cualquier pasta. Es por excelencia una de las comidas más ricas y reconfortantes que he comido en mi vida. 

El ejército de cappelletti, producto del esfuerzo de una familia :).

Tanto el beigli como los cappelletti son deliciosos, pero existe un componente que los hace aún más especiales y es que son reservados para comer únicamente en las fiestas navideñas en compañía de la familia y algunos invitados con suerte. :).

Por otra parte, les cuento que experimenté con otro par de postres estas vacaciones; helos aquí. 

Kuglice o mejor dicho bolitas de chocolate y nueces, para que se entienda mejor qué son. La receta que seguí vino dada por un libro de Kristina Wetter, y aunque el resultado fue bueno, debo decir que me molesta un poco la forma en que redacta las instrucciones para sus recetas. Diría yo que son un poco imprecisas para mi gusto.

Son bonitas, ricas y muy dulces así que creo que las haría un poco más pequeñas la siguiente vez :).

Por otra parte, preparé suspiros de cacao inspirados en esta receta. Luego los bañe en chocolate pero ya ahí no alcancé a tomarles fotos. Estos sí que quedaron demasiado buenos :P, hasta  mi primita escondió un par para comerlos luego. Los recomiendo muchísimo pues son además bastante fáciles de preparar.

Los suspiros de cacao intencionalmente de tamaños variados (ajá claro).

¿Dónde están las hallacas y el pan de jamón?

Eso sabrán ustedes, pues seguro son la razón principal por la que hicieron esa promesa de bajar unos kilitos. ;)


¡Hasta pronto!

PD: Tengo que confesar que incluso yo me he planteado una de esas metas de año nuevo. Se que mi voluntad no tiene la práctica ni la motivación necesaria para hacer dieta (tampoco engordé muchos kilitos) así que empecé con algo sencillo; incluir más frutas en mis comidas diarias. Algo sencillo, no tan ambicioso y que se puede lograr :).

martes, 27 de septiembre de 2011

Daring Bakers' September Challenge: Croissants


Una vez más he afrontado un reto de los Daring Bakers, involucrando, como lo dice el título de este post un regalo de la panadería francesa. No quiero espantarlos, pero lo primero que voy a contarles es que los croissants son criaturas quisquillosas, son delicadas y deliciosas, pero quisquillosas. Tan cierto es esto que para su preparación hay que tomar en cuenta el hecho de que vivimos en el trópico. ¿Desde cuándo a la comida le importa donde vive uno? No lo sé, pero no se preocupen, la solución es sencilla, sólo deben recordar que la mantequilla se derrite más rápido aquí que en otros lugares (pronto entenderán de qué hablo). Por otra parte si bien pareciera que su preparación requiere de mucho tiempo, se necesita más bien planificación. Esto pues preparar croissants involucra múltiples levadas de la masa (con duraciones de entre 1 y 3 horas), interrumpidas por cortas intervenciones de amasado u otra actividad. Todo el proceso puede llegar a sumar 12 horas (o más si se deja reposar la masa en la nevera), pero el tiempo total de trabajo físico invertido es de una hora y 20 minutos, lo que puede darles una idea de cuanto tiempo necesita levar la masa en total. 

The Daring Bakers go retro this month! Thanks to one of our very talented non-blogging members, Sarah, the Daring Bakers were challenged to make Croissants using a recipe from the Queen of French Cooking, none other than Julia Child!

Al hablar de la receta como tal, con emoción les cuento que es original de Julia Child. Honestamente, yo no sabía de ella hasta ver la película Julie and Julia, una de las favoritas de mi abuela por cierto, quién asegura que Meryl Streep es idéntica a Julia pues se ve y actúa tal como ella. De hecho basta ver uno de los antiguos videos de Julia Child para darse cuenta de que mi abuela tiene razón xD. La receta es extensa, y por los momentos no la publicaré pues debo realizarle algunos cambios a la planteada para este reto. Pero por otra parte qué mejor que dejarles a Julia Child en todo su esplendor, explicando como hacer croissants, aquí, después de todo, es su receta :P.

Yo por otra parte les dejaré algunas fotos de mi humilde intento. Nada como los de Julia, pero eso sí, de muy buen sabor :). Ah si! No pude evitar rellenar algunos (casi todos) con nutella  x). 

La masa estirada, 2/3 cubiertos de mantequilla

Mis triangulitos isósceles, para hacer la forma del croissant.

Ya  casi listos, antes de la levada final.

Un croissant. :D

Otro croissant. :D

No olviden experimentar haciéndolos de varias formas y con varios rellenos. Las posibilidades son muchísimas :). Disfruten :).

Au revoir!

jueves, 22 de septiembre de 2011

La mesa en vacaciones


Vacaciones de verano, bueno, “verano” aquí en Caracas vacaciones de calor pues. Este post llega con la intención de compartir cómo en agosto y parte de septiembre mi familia aprovecha para “engordarme un poquito”, sí pues el trimestre a veces pareciera comerse mi peso.

En esta ocasión tuve la oportunidad de viajar a visitar parte de mi familia. Durante ese tiempo me quedé en casa de mi abuela. ¿Qué mejor lugar para comenzar a comer no? Pues sí, tengo que decir que nadie cocina como mi abuela y mi bisabuela juntas, hacen un muy buen equipo :). Claro que emocionadas, mi hermana y yo intentamos ayudarlas, pero en la cocina mi abuela es súper práctica y mi bisabuela parece robotina, así que mientras uno está todavía picando las papas ellas ya hicieron todo lo demás. Supongo que eso te lo da la experiencia, pero no deja de sorprenderme (o tal vez pico papas muy lento).

Mi abuela y mi bisabuela son un par que admiro muchísimo por una enorme cantidad de razones. Pero ya concentrándonos sólo en su cocina esta es tan variada y deliciosa que suele ser un tema de conversación muy frecuente. Nacidas en Hungría y Austria respectivamente, suelen preparar platos típicos de aquellos lugares. Ahora bien mi bisabuela vivió gran parte de su vida en EEUU y a la par mi abuela en Venezuela. Eventualmente mi bisabuela también vino a vivir aquí. Al haber vivido en varios países, su cocina también se adaptó a los mismos y por tanto mi abuelo, su más fiel y puntual comensal ha disfrutado desde una caliente y sustanciosa sopa de gulyás, hasta un pabellón que complacería al más exigente llanero, y de postre el más variado repertorio de brownies. El abanico de platos que ha preparado mi abuela probablemente es el más amplio que he visto, y estas vacaciones no se quedó atrás. Compartiré con ustedes unas cuantas fotos, pero más importante las ganas de valorar la familia y sus obras culinarias. :).  

Aquí un plato variado, incluyendo las papas que les conté.

Gulyás (o goulash como lo conocen algunos), esto sí que es un levanta muerto.

Una ensaladita común, pero con cranberries, para darle un sabor diferente.

Por qué no irse un rato al mediterráneo y comerse unos ñoquis con salsa 4 quesos.

Espero que les haya gustado, ya se acabaron las vacaciones, pero hay que mantener el peso ganado, así que esperen más cosas en este blog. :).